AL MARGEN DE LA SOCIEDAD

La crisis sanitaria actual esta poniendo a prueba a nuestra sociedad, y a toda aquella forma que conocemos de trabajo. El colectivo de Justicia ha visto, como en apenas unos meses, la falta de digitalización de los Juzgados son uno de los mayores retos a enfrentar. Atrás queda el mito del funcionario vago, y esto es experiencia propia, he visto equipos dando la mejor versión de ellos mismos para garantizar derechos, Secretarios haciendo un trabajo de liderazgo excepcional en la crisis, lidiando con temor de personal expuesto y sin EPI. He visto propuestas de Abogacía para digitalizar la justicia, trayéndola al siglo que le toca, he visto propuestas de quienes no han pisado un Juzgado en su vida y de otros que olvidaron sus tiempos en ella.

Tras dos meses, los funcionarios se han convertido en seres invisibles, encerrados en un backstage para garantizar servicios esenciales, y es que ya lo decía Antoine Saint-Exupéry “lo esencial es invisible a los ojos”. Pero ahora, toca dar los primeros pasos camino a la nueva normalidad judicial, y para ello el BOE del sábado publicaba la orden de desescalada más rápida y a puerta semicerrada hasta completar el 100% de las plantillas

Pero vamos a echarle un ojo a ese plan de desescalada previsto en el BOE del sábado 9 de mayo donde se ha publicado la Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de Desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19, este cuenta con una exposición de motivos, seis artículos y tres anexos como hoja de ruta.

El anexo I sobre medidas de seguridad laboral durante la pandemia y para la transición y recuperación progresiva de la actividad ordinaria de la Administración de Justicia

Expone una serie de medidas preventivas, nada que no sepamos y nada excepcional a lo previsto en el día a día, distancia social de 2 metros, se hace eco de barreras de protección, pero mejor dejen que las mamparas cubriendo a un auxilio y dejando a los otros dos al descubierto en un mostrador de tres les sorprendan al llegar, puro arte como diría mi padre.

También hace referencia a la posibilidad de redecorar el Juzgado, una oportunidad única para que los Secretarios Judiciales saquen el decorador que llevan dentro.

Lo más resáltable, el mail ha llegado a los Juzgados, también pueden usar la opción vintage del móvil, la llamada. A dudas que me han consultado en otras ocasiones, NO, no se cuenta con Facebook Messenger, WhatsApp y no tampoco Instagram, no nos etiqueten por favor.

El acceso a los edificios estará limitado, por lo que se debe contar con cita previa. Por otro lado se hace referencia a los geles, los cuales estarán en sitios visibles (lleven el suyo en el bolso, ahí lo encuentran seguro). Por otro lado se habla de la ventilación y desinfección del edificio.

Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la Justicia

Se van a limitar los desplazamientos y las actuaciones presenciales. En estos dos meses ya se ha experimentado con la viabilidad de las videoconferencias en declaraciones. Así pues parece que este método ha llegado para quedarse, aunque discretamente como le paso al apud acta electrónico el cual, no sólo ganará adeptos sino que agilizará las gestiones conocidas como “pa’ esto he pedido el día en el trabajo”. Igualmente, se evitarán desplazamientos tanto en las causas con reo como en incapacidades, donde deberán coordinarse una serie de medidas con los centros.

Anexo II: Plan de desescalada- Inicio de la reincorporación programada
La Administración de Justicia no va a contar con test, esto no es la liga, pero tras encomendarse a la virgen de Lourdes se pone en marcha un plan de desescalada calculado sobre la plantilla efectiva y dividido en cuatro fases.

  • FASE 1 : 30-40% de las plantillas pero sin alzamiento de plazos
    En esta primera fase, la cual se inicia el 12 de mayo, incorporará entre un 30-40 % de la plantilla. En esta primera toma de contacto, y respetando unos mínimos como es la distancia social, el personal irá volviendo a tomar contacto con los procedimientos. Sus jornadas se verán adaptadas.

A desatacar no se atenderá a público sin cita previa y no se alzan los plazos procesales.

  • FASE 2: 70% de las plantillas sin alzamiento de plazos

La segunda fase tendrá lugar la semana del 18 de mayo, donde se incorporará el 70 % de la plantilla y aquí se empieza a preparar para el alzamiento de los plazos,(eviten la imagen mental de los funcionarios cual Eva Nasarre estirando en precalentamiento). Como gran novedad, veremos por primera vez el funcionamiento de los turnos pues se activarán las jornadas de mañana y tarde.

  •  FASE 3: 100% de las plantillas «Actividad ordinaria, con plazos procesales activados»

Este será el encuentro en la tercera fase, el 100% de la plantilla estará presente en sus puestos de trabajo y los plazos corriendo, vamos un full equip en toda regla.

Esta fase se iniciará el 26 de mayo, continuando con turnos de mañana y tarde y a puerta semicerrada.

En las fases 1 a 3, el acceso al Juzgado estará limitado al personal, por lo cual la atención telefónica y lexnet serán las piedras angulares de esta nueva normalidad. Como ya se ha ido indicando se podrá acceder al Juzgado siempre y cuando hayan sido requeridos para ello, eso sí, deberán mantener todas las medidas sanitarias acordadas para superar el COVID-19.

  • FASE 4 o Aquí no ha pasado nada «Actividad normalizada conforme a la situación anterior al estado de alarma»
    La última fase nos debe devolver a la normalidad, pero esta es imprecisa en fecha pues se depende del levantamiento de las recomendaciones sanitarias que permitan retornar a la situación de funcionamiento anterior a la declaración del estado de alarma. La plantilla continuará siendo el 100% de los efectivos en su jornada ordinaria.