DESESCALANDO CON LOS HERMANOS MARX

COVID 19: UNA NOCHE EN LA ÓPERA DE LA JUSTICIA

“Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?”

 

Esta parodia de los hermanos Marx, es una de las más utilizadas por los operadores jurídicos y ha sido la tónica a la que se ha acostumbrado esta sociedad en los meses de crisis sanitaria o ustedes, no se han preguntado ¿pero ya puedo salir o no? Los funcionarios se han encontrado en la misma situación, desde que esto empezó.

Se comunicó en su día que se prestarían servicios mínimos, con premura los Secretarios se comunicaron con sus equipos para reducir las plantillas y crear los turnos rotatorios. La sorpresa alcanzó cuando se indicó que debía abandonarse el edificio y únicamente se prestarían servicios urgentes.

Los Juzgados de Instrucción y Penales en funciones de Guardia abrían la puerta a la tecnología, de manera discreta para preservar a funcionarios, abogados y procuradores. Por otro lado, los grandes desconocidos, los Juzgados de Primera Instancia en materia de incapacidades (40, 58 y 59 en el caso de Barcelona) prestaban los servicios propios de los internamientos urgentes, ellos también se adaptaban a la tecnología para poder realizar las exploraciones judiciales y médico forense con precaución. El gran problema de todo ese personal, fue llegar a los edificios, encontrándose no sólo una ciudad judicial en stand by, sino la cambiante situación de horario y prestación de los servicios que, propiamente les correspondía.

Y tú ¿lo has entendido?

«– No, eso no está bien. Quisiera volver a oírlo.
– Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.
– Esta vez creo que suena mejor.»

Esto que podría parecer absurdo, causo varios problemas. Y es que, había que leerse las ordenes y circulares con detenimiento, cual instrucciones de IKEA. El sábado, con la emisión de la Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de Desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19, comentada en al anterior post, todos pensaron que el tema había quedado cerrado y nos podíamos ver un sálvame deluxe. Pues bien, este mismo lunes, nuevas instrucciones se adelantaban al personal al puro estilo hermanos Marx. Y es que parecía que no estaba bien y querían volver a oírlo .

Desde el 12/05 al 15/05 la jornada podía ser distribuida en turnos de mañana y tarde, con jornadas adaptadas para poder practicar la desinfección de los edificios, lo que suponía el establecimiento de dos franjas horarias desiguales, ¿les suena mejor ahora? Pues este mismo lunes se ha decidido continuar con la escena de <<Una noche en la Ópera>>

“– Oiga, ¿por qué hemos de pelearnos por una tontería como ésta? La cortamos.»

Y para no pelearse, los turnos de tarde se evitaran en la medida de lo posible si los Secretarios pueden establecer turnos en la plantilla que no afecte a nadie. Dejándose sin efecto el horario establecido durante el periodo de alarma y sin necesidad de establecer turnos de mañana y tarde, disfrutarán de la presencia del porcentaje de plantilla en su horario habitual.

» – Sí, es demasiado largo. ¿Qué es lo que nos queda ahora?”

Pues lo que nos queda ahora, es la semana del 18/05 donde está previsto incorporar a sus puestos a los exentos de prestar el servicio, los cuales previsiblemente lo harán turno de tarde pero esto será una nueva cuestión a tratar el viernes entre vermut casero y patatas fritas de bolsa.